Cómo Mejorar Un Músculo De Forma Sencilla

A veces nos encontramos que, a pesar de trabajar toda la musculatura con la misma frecuencia, algunos músculos tienden a crecer de forma distinta, y pensamos en por qué si estamos entrenándoles igual que al resto, no están creciendo de la misma manera y se nos están quedando atrasados.

No todos los grupos musculares responden bien al mismo volumen de trabajo, ni a la misma frecuencia, en ocasiones podemos experimentar un mayor crecimiento aumentando el tiempo bajo tensión a través de una reducción de la carga y una mayor frecuencia de trabajo. Otras veces, el tipo de fibras de un determinado grupo muscular responde mejor a una mayor carga, y a un menor número de repeticiones.

¿Qué puedes hacer, si quieres que un músculo concreto mejore rápidamente para compensarse con el resto?

Pues bien, cuando se trata de la mejora específica de un grupo muscular concreto, aumentar la frecuencia de trabajo, suele funcionar muy bien. Incrementando esta frecuencia conseguimos darle prioridad e incrementamos el computo total de volumen para ese grupo muscular específico.

Imagina que quieres ganar un concurso de bíceps dentro de 5 semanas, pues, obviamente, tratarías de entrenarlo de la forma más inteligente para que aumentara su tamaño, y con una alta frecuencia para que crezca lo antes posible, no te limitarías a entrenarlo sólo una vez por semana.

Para mejorar grupos musculares concretos, te proponemos este método específico.

- Selecciona tres grupos musculares que necesites mejorar a corto plazo. Durante la primera semana, entrena uno de esos músculos todos los días que realices entrenamiento, es decir siempre que te toque entrenar, sea lo que sea, comenzaremos con el entrenamiento del grupo muscular que necesitamos mejorar.

- Elegiremos dos ejercicios para ese grupo muscular en concreto. Aquí, es interesante la elección de ejercicios que produzcan la máxima conexión neuromuscular.

- Debes realizar 3 series de cada ejercicio, 6 series en total para ese grupo muscular.

- Ejecutaremos de 6 a 15 repeticiones por serie, quedándonos a una repetición o dos del fallo muscular.

- Cambiando las repeticiones cada día que entrenemos, es decir, día 1: 6 repeticiones, día 2: 10 repeticiones, día 3:15 repeticiones, día 4: 10 repeticiones + 5 con técnica Rest/pause … Si entrenas más días puedes aplicar técnica de series descendentes o myoreps, la idea es que cambies.

La técnica rest/pause se llevaría a cabo haciendo 10 repeticiones, donde nos quedaríamos a 1 o 2 del fallo, descansaríamos 15 segundos sin soltar la carga, y volveríamos a ejecutar otras 5 repeticiones.

En las series descendentes, simplemente bajaríamos el peso de la carga a medida que alcanzásemos el punto cercano al fallo, sin llegar a el mismo.

- Una vez hayamos terminado las series específicas continuaremos con nuestro entrenamiento habitual, con una salvedad, debemos reducir al menos 1 serie de cada ejercicio de nuestro entrenamiento, si hacemos 4 series habitualmente, reducirlas a 3, para no producir, demasiado rápido, un estado de sobreentrenamiento con una pérdida de fuerza y adaptaciones.

- Cada semana rota de musculo prioritario siguiendo la misma estructura, de esta manera no nos pasaremos con la fatiga acumulada.

Comments (0)

Product added to wishlist